BLOG

Seguros y Riesgos Empresariales 

6 Momentos para revisar los Seguros de tu Empresa

Momentos para revisar tus Seguros

Vivimos en un entorno muy dinámico y los empresarios necesitan hacer ajustes constantemente en su negocio, no solo para adaptarse a las nuevas condiciones, sino para para sacar ventaja de las mismas.

Muchas de estas situaciones que se dan, pueden generar nuevos riesgos en las empresas o modificar los niveles de cobertura con que cuentan, provocando brechas o vacíos en sus pólizas de seguro.


Una buena ocasión para revisar tus pólizas de seguro es al momento de su renovación, pero puedes llevar a cabo una revisión en cualquier momento, lo recomendable es hacerlo si has experimentado grandes cambios.

A continuación te mostramos 6 diferentes ocasiones en las que resulta conveniente llevar a cabo una revisión de tus pólizas:

1.- Renovación de tu Póliza Empresarial

El Seguro Múltiple Empresarial te proporciona las coberturas básicas que todo negocio debe tener: edificios y bienes de la empresa, la responsabilidad civil y los costos por interrupción de operaciones.

En nuestra experiencia, una parte fundamental en el proceso de renovación de esta póliza es la revisión de Coberturas y la actualización de las Sumas Aseguradas. Si durante los últimos doce meses tu empresa experimentó algunos cambios, estos son los que te pueden servir de referencia para hacer los ajustes correspondientes.

2.- Mejoras en tu Edificio o Espacio de Trabajo

Sin importar si eres propietario del edificio o si lo estás arrendando, tu póliza de seguros debe tener una Suma Asegurada equivalente al 100% de la inversión que tienes en él. ¿Remodelaste recientemente algunas de las oficinas o ampliaste el edificio?

Necesitas actualizar los valores en tu póliza, recuerda que si tu Suma Asegurada es inferior al 80% del valor total de tus bienes, se le aplicará la Cláusula de Proporción Indemnizable, lo cual en el caso de un siniestro puede provocar que pongas de tu dinero para que tu negocio pueda recuperarse.

Considera también, cuando sea el caso, las mejoras en tus medidas de protección contra incendio o contra Robo, ya que éstas pueden generar una reducción en el precio de tu póliza.

3.- Adquisición de nueva maquinaria

Si has adquirido recientemente o estás por adquirir maquinaria, es conveniente revisar que las Sumas Aseguradas en tu póliza, no sean excedidas por los nuevos valores de tus bienes, lo que podría afectar una indemnización en el caso de un siniestro (situación similar al punto anterior).

Asimismo, es conveniente evaluar los riesgos propios de la operación de las nuevas máquinas para determinar si se adquiere la Cobertura de Rotura de Maquinaria.


Si por las condiciones de la maquinaria, su instalación presenta algunos riesgos, considera la contratación de un Seguro de Montaje (es muy económico).

4.- Nueva línea de Productos

Es posible que incorpores nuevas líneas de productos en tu oferta. Agregar nuevos productos es fantástico, pero debes cuidar el riesgo del potencial daño que dichos productos pueden generar a un tercero. Revisa si cuentas con la cobertura de responsabilidad civil productos, y en su caso, considera su contratación.

También necesitarás revisar que tu seguro continúe protegiendo tu inversión, por ejemplo, si estás incrementando tus inventarios habría que ajustar las Sumas Aseguradas.

Una situación que puede darse también es que los nuevos productos incrementen el nivel de riesgo de tu empresa. Digamos que incorporas material altamente flamable en tus inventarios, en cuyo caso habría que dar aviso a la aseguradora.

5.- Nuevos contratos con proveedores o clientes

En ocasiones, los contratos con proveedores (incluyendo al sector financiero) o con tus clientes pueden establecer ciertas obligaciones en materia de seguros. Algunos contratos pueden requerir que cuentes con ciertos tipos o niveles de seguro, como un Seguro de Responsabilidad Civil Profesional o un Seguro de Vida en casos de financiamientos.

En su caso, también es importante estar al pendiente de las responsabilidades por parte de ellos. Si tienes proveedores que harán trabajos dentro de tu empresa, es conveniente verificar que cuenten con sus respectivos seguros.

6.- Variaciones importantes en los Valores de tu Bienes (Tipo de Cambio, Commodities)

Existen situaciones en las cuales los valores de tus bienes pueden variar rápidamente, afectando el nivel de protección de tus pólizas (recuerda que debes estar cubierto al 100% de tus valores).


Si los activos de tu empresa (principalmente maquinaria e inventarios) están cotizados en Moneda Extranjera, puede haber momentos en que quedes bajo asegurado por las variaciones en el tipo de cambio.


Esta situación puede darse también en negocios que operan con bienes que cotizan internacionalmente como Café, Algodón o derivados del Petróleo. En donde a la variable del tipo de cambio, habría que añadir las condiciones de mercado internacionales en los productos.

Estas son algunas de las situaciones que te pueden marcar la pauta sobre la conveniencia de revisar tus pólizas de seguro.


Es importante mencionar, que existen pólizas a las que se les pueden incorporar algunas cláusulas para brindar una mejor protección ante estas situaciones.


En términos generales, nuestra recomendación es trabajar muy de la mano de tu agente de seguros, e informarle de cualquier situación que consideres pueda afectar la forma en como está asegurada tu empresa, ya sea en cuanto a sus bienes o en cuanto a sus riesgos.

32 visualizaciones

Asegura a tu empresa 

de una manera sencilla y ágil

Sólo envía nuestra forma de contacto y recibirás una propuesta con los paquetes que tenemos diseñados para tu actividad empresarial 

Hotel Room

Un seguro para tu empresa:

A la medida

Económico

Ágil

Fácil de comprender