BLOG

Seguros y Riesgos Empresariales 

Cuando no paga la Aseguradora II: Obligaciones del Asegurado

En el post anterior comentábamos sobre las sorpresas desagradables que puede llevarse un asegurado al momento de reclamar un siniestro a su aseguradora. De ahí, la importancia de conocer bien lo que te cubre un Seguro y lo que no te cubre.

Adicionalmente, existe otro aspecto a considerar para evitar este tipo de sorpresas, y es el relacionado con las obligaciones que tienes como asegurado. Si incumples con alguna de ellas, estás dejando abierta la posibilidad de que no te paguen el siniestro.

Revisando tus Pólizas de Seguro


En toda póliza de seguro se incorporan determinadas obligaciones para los asegurados que tienen por objeto atenuar el riesgo o impedir su agravación.

Cuando estas obligaciones no son atendidas y ello influye en la realización o en la magnitud de un siniestro, el contrato de seguro puede darse por rescindido y en consecuencia se niega el pago del siniestro. En otras ocasiones, las mismas pólizas consideran la aplicación de un deducible mayor.

De ahí la importancia de conocer bien lo que establece tu seguro en este aspecto. Las obligaciones las puedes encontrar en tu póliza de dos formas, ya sea como Cláusulas de Garantía o literalmente como Obligaciones de los Asegurados.

Estas obligaciones deberán cumplirse estrictamente, pues de lo contrario la póliza de seguro sería cancelable y no daría derecho a indemnización alguna (siempre y cuando el incumplimiento de la obligación tuviera una relación directa con el siniestro).

A continuación te señalamos las obligaciones más comunes:

· Medidas de Protección contra Incendio: extintores, hidrantes, detectores de humo, rociadores automáticos, etc.

· Medidas de seguridad contra Robo: vigilantes, alarmas, sensores, caja fuerte, cerraduras especiales, etc.

· Contratos de Mantenimiento de Maquinaria y Equipos Asegurados, incluyendo Bitácoras.


· Existencia de protecciones de equipos tales como supresores de picos, puestas a tierra.


· Para el caso de transportes, cumplimiento de garantías como Restricciones de Horario Nocturno, Uso de Carreteras de Cuota, Sistemas de Monitoreo, etc.


· Informar a la aseguradora sobre la existencia o mantenimiento de líquidos inflamables o elementos explosivos dentro de las instalaciones.


· Informar a la aseguradora sobre el cambio de naturaleza del negocio u ocupación de la propiedad asegurada, o sobre la existencia de circunstancias que agraven sensiblemente las condiciones iniciales de los bienes asegurados.

De ahí la importancia de revisar periódicamente tus pólizas y determinar cuáles son las obligaciones que se tienen. Igual de importante, resulta analizar las implicaciones que pueden llegar a tener en el caso de un siniestro.

Programa una reunión con tu agente de seguros, revisa las obligaciones que se tienen en tus pólizas y evalúalas. Hazlo ya, mañana puede ser tarde.

16 visualizaciones

 Queremos que las empresas de México
estén bien protegidas

Si tienes alguna duda o planteamiento, nos encantaría poder ayudarte