BLOG

Seguros y Riesgos Empresariales 

6 aspectos a revisar en tu Seguro de Transporte

Cada año existen un promedio de 11,500 accidentes en las carreteras de nuestro país, de los cuales, en poco más del 40% se ve involucrada una unidad con carga mercantil. En materia de robo, nuestro país está considerado como de Riesgo Severo por Sensitech, consultoría especializada en logística.


El transporte de mercancías es una actividad con múltiples riesgos y el seguro es sin duda, un instrumento que permite a las empresas proteger su patrimonio. Sin embargo, como lo hemos mencionado con insistencia, tener una póliza de seguros no es sinónimo de protección total. Por múltiples razones las pólizas pueden tener brechas o vacíos en su protección.


Para tu tranquilidad, en este artículo, mencionamos seis puntos a revisar en tu póliza, con lo que puedes tener una mayor certeza sobre lo que puedes esperar de tu seguro.

Seguro de transporte

1.- Los Bienes asegurados en tu Póliza


El seguro protege los tipos de bienes que son descritos en la carátula de la póliza. Esta es variable que las aseguradoras consideran para calificar el riesgo, por lo que una imprecisión puede dejar sin protección al embarque.


Podemos citar como ejemplo la Maquinaria, ya que: a) las coberturas, b) la forma de determinar la Suma Asegurada y c) el precio, varían dependiendo de si se va a transportar maquinaria nueva o maquinaria usada.


Revisa con tu agente de seguros, la descripción de los bienes cubiertos en tu póliza y confirma que los embarques de tu empresa queden bien asegurados.


2.- Revisa qué tipo de embarques están cubiertos


Revisa el tipo de embarques que definiste en tu póliza. Los embarques pueden ser: Embarques de compras, embarques de ventas, embarques de maquila, embarques entre tiendas y bodegas, así como embarques de bienes usados.


Debes considerar que en función de los embarques seleccionados, es como debe establecerse la Suma Asegurada. Asimismo, la aseguradora considera el tipo de embarques definidos en la póliza para efectos de la indemnización.


Si omites algún tipo de embarques, estarás dejando a todo el conjunto desprotegido. Si por otra parte, consideras embarques que no deseas asegurar, estarás en la posibilidad de pagar primas en exceso o peor aún, incurrir en bajo seguro (proporción indemnizable).


3.- Monto Máximo por Embarque


En todas las pólizas de transporte, se declara la responsabilidad máxima de la aseguradora por embarque y aunque parece obvio que los embarques no deben superar esta cantidad, desafortunadamente nos hemos encontrado con siniestros en donde el monto de la pérdida excede hasta casi por el doble el monto máximo declarado, lo que se traduce en una pérdida importante.


Evita llevarte sorpresas desagradables en un siniestro. Revisa el monto máximo por embarque establecido en tu seguro y establece una política para que no se exceda de dicha cantidad.


4.- Coberturas adicionales de tu póliza


La cobertura básica de una póliza de transporte, también denominada Riesgos Ordinarios de Tránsito, protege a tu empresa contra los siguientes riesgos:

- Incendio, rayo o explosión

- Colisión o Volcadura del vehículo de transporte empleado, incluyendo rotura de puentes, desplome o hundimiento de éstos al paso del vehículo transportador de los bienes asegurados.


En las pólizas pueden incorporarse una relación de riesgos adicionales, bajo coberturas que deben solicitarse específicamente a las aseguradoras. Es importante, revisar tu póliza e incorporar únicamente las coberturas que se necesitan, con el objeto de evitar brechas de protección en tu seguro y pagar solamente la protección que necesitas.


Algunos de los riesgos que pueden ser incorporados son: a) Riesgos de Robo Total y/o Parcial, b) Riesgos relacionados con Transporte Marítimo (Ejemplo, echazón, baratería del capitán), c) Riesgos en función del tipo de productos (Ejemplo, contaminación entre cargas o por rotura, derrames, manchas), d) Maniobras de carga y descarga y e) Huelgas y Alborotos Populares


5.- Analiza el Deducible, especialmente para las Coberturas de Robo


El deducible es la parte de la pérdida que debe ser absorbida por el asegurado, y en este sentido, nos hemos encontrado pólizas cuyas coberturas para robo operan con deducibles que van desde un 10% hasta un 40%.


Quizás te puedas encontrar una póliza más económica con un deducible de 40%, sin embargo, necesitas tomar en cuenta qué tanto te impactaría absorber una pérdida en esa proporción.


Revisa esta variable y evalúa el nivel del deducible más adecuado para tu compañía.


6.- Ten presentes las cláusulas especiales y las cláusulas de garantía


La póliza está integrada por una carátula y condiciones generales. En el caso del seguro de transporte, por lo general se incluyen también condiciones particulares.


En estas condiciones se precisan algunas condiciones relacionadas con medidas de seguridad, que de no cumplirse pueden afectar la indemnización, ya sea incrementando el deducible y/o en ocasiones, liberando de responsabilidad a la compañía.


Revisa estas cláusulas y considéralas para efectos de la operación de tus embarques. Algunas de estas cláusulas están relacionadas con aspectos como: a) Uso de Carreteras de Cuota, b) Licencia del Operador, c) Control de Tiempos, d) Rastreo Satelital, e) Uso de Caja o Contenedor.



Como puedes observar, son varios los aspectos que debes cuidar para tener la certeza de que, ante un siniestro, la aseguradora responderá como tú esperas. Cuidando estos seis puntos puedes tener una idea más precisa de la protección con que cuentas. Nuestra recomendación siempre será acercarte con un agente de seguros profesional para que te asesore adecuadamente. Si tienes alguna duda o inquietud en la materia, en Certus Consultoría en Riesgos, estamos para servirte.



10 visualizaciones

 Queremos que las empresas de México
estén bien protegidas

Si tienes alguna duda o planteamiento, nos encantaría poder ayudarte