Póliza de Transporte de Carga

El Seguro de Transporte de Carga tiene por objeto cubrir las pérdidas que pueden experimentar las empresas en sus bienes en tránsito.

Aquellas empresas que hacen embarques constantes necesitan un Seguro de Transporte, sin embargo, las empresas con envíos poco frecuentes,  pueden obtener también coberturas para cada uno de sus embarques.

La intención de esta guía es ayudar al lector a comprender los aspectos básicos de la póliza múltiple empresarial así como algunos aspectos más avanzados.  Nuestro interés es que después de leer la siguiente información cuentes con una mejor comprensión de los riesgos que resultan convenientes asegurar en tu empresa.  Si tienes alguna duda o necesitas ayuda, te invitamos a comunicarte con nosotros.  Con gusto trabajaremos contigo para obtener un mejor conocimiento de tu negocio y ayudarte a conseguir una mejor comprensión de tus necesidades, y de esta forma, diseñar la póliza y salir a negociar condiciones con las aseguradoras. 

¿Quién necesita este tipo de Póliza?

¿Qué te cubre este seguro?

¿Qué no te cubre este Seguro?

Requisitos para poder asegurar tu carga

¿Qué es un Seguro de Transporte de Carga? 

El Seguro de Transporte protege los bienes que son enviados para su transporte vía terrestre, aérea o marítima.  Este seguro indemniza el valor de la pérdida o daños en los embarques hasta la Suma Asegurada, menos el Deducible.  Las pólizas pueden ser adquiridas por el vendedor, por el comprador o por la compañía que los transporte. 

El Seguro inicia vigencia desde el momento en que el vehículo cargado con los bienes inicia el tránsito del embarque en el origen establecido en la póliza, continúa durante el curso normal del viaje, y termina en función de lo que ocurra primero: 

a) Con la entrega de los bienes al consignatario, en el lugar de destino citado en la póliza

b) Con la entrega de los bienes en cualquier lugar distinto, que el asegurado decida utilizar para almacenaje, asignación, distribución, despacho o reexpedición, o

c) 48 horas después de la llegada de los bienes al punto de destino

¿Quién necesita este tipo de Póliza? 

Cualquier empresa de los sectores industria, comercio o servicios, que desee obtener protección contra pérdidas financieras inesperadas durante el traslado de sus mercancías.

¿Que te cubre este seguro? 

Este tipo de póliza cuenta con una cobertura básica denominada RIESGOS ORDINARIOS DE TRANSITO, que cubre exclusivamente las pérdidas o daños materiales causados a los bienes directamente por incendio, rayo y explosión, así como por caída de avión, descarrilamiento de carro de ferrocarril, colisión o volcadura del vehículo de transporte empleado. 

Asimismo, existe un paquete de riesgos adicionales cuya protección puede ser incorporada en la póliza, en función del tipo de transporte utilizado, como pueden ser:

a) Robo de Bulto por Entero 

b) Robo Parcial 

c) Mojaduras

d) Machas

e) Oxidación

f) Contaminación

g) Rotura, abolladura, dobladura, rajadura

h) Derrame

i) Huelgas y Alborotos Populares

j) Baratería del Capitán o de la Tripulación 

k) Echazón

l) Barredura

¿Qué no te cubre este Seguro?

El Seguro de Transporte de Carga tiene algunas limitaciones importantes.  Una de ellas, es que no cubre la Responsabilidad Civil del transportista. La empresa de transporte tiene la responsabilidad del transporte de la mercancía y por lo tanto, es responsable de cualquier daño que ésta genere a terceros durante su traslado. 

Adicionalmente, las pólizas de transporte tienen una serie de exclusiones.  Estas son precisiones que eliminan la cobertura bajo ciertas condiciones. 

Las pólizas de transporte típicamente excluyen: 

a) Daños causados por un empaque inadecuado

b) La naturaleza perecedera inherente a los bienes, el vicio propio de los mismos. 

c) La demora o pérdida de mercado, aún cuando sea causada por un riesgo amparado. 

d) Exceso de peso y/o dimensiones máximas de carga autorizadas por la S.C.T.

e) Cuando los bienes asegurados sufren daños fuera de la ruta señalada en la póliza. 

Por lo general, las compañías aseguradoras tienen algunas diferencias en las condiciones de sus pólizas, de manera que algunas exclusiones pueden variar.  Las empresas que hacen cantidades importantes de envíos necesitan revisar a detalle los clausulados para asegurar que se están cubriendo sus necesidades. 

Requisitos para poder asegurar tu carga 

a) TIPO DE PRODUCTO:  Mediante el seguro de transporte, es posible proteger una gran cantidad de mercancías.  Existen algunos productos que por sus características, pueden resultar complicados de asegurar como pueden ser: Objetos de Valor (Relojes, Obras de arte, antigüedades, metales o piedras preciosas), Dinero en Efectivo, Armas, Explosivos, Artículos perecederos, algodón, sangre, asbestos, animales, chatarra, vinos y licores, entre otros. 

b) INFORMACIÓN PARA EL SEGURO: En las pólizas de seguro debe precisarse: el tipo de producto, el medio de transporte, la(s) ruta(s) o trayecto(s)  (incluyendo transbordos intermedios, estadías y almacenajes), la Suma Asegurada (en función del tipo de póliza y valor de los embarques) y la vigencia de la póliza (puede ser una póliza anual o una póliza específica por un viaje). 

c) MEDIDAS DE SEGURIDAD: En ocasiones, en función del riesgo de los embarques, se establecen medidas de seguridad mínimas con las que debe de contar el asegurado para contar con la Cobertura.  Entre algunas de estas medidas se consideran: Rastreo Satelital, Horarios de Transporte, Uso de Carreteras de Cuota, Custodia, Control de Temperatura, entre otros. 

d) DOCUMENTOS QUE AMPARAN EL TRASLADO: En caso de siniestro, será necesario presentar, entre otros documentos: a) Factura que ampara la compra o venta de la mercancía, b) Talón de Flete, Carta Porte o Guía Aérea, c) En su caso, pedimentos de importación.   En el caso de las pólizas específicas por un viaje, se requiere la factura de la mercancía previo a la emisión de la póliza. 

Cotiza de manera sencilla y ágil 

Ahorra dinero al revisar las propuestas de las principales aseguradoras del país